La vigilancia es un oficio de mucha demanda en España

La vigilancia es un oficio de mucha demanda en España

El guarda de seguridad es uno de los oficios con mayor demanda en España, pues cada vez se ofertan más empresas en el área del resguardo tanto de espacios privados, así como públicos o como guardas personales.

En la búsqueda de empleo, muchas personas, aún mujeres, se alistan en las diversas empresas de seguridad que requieren de personal, con una serie de requisitos que son necesarios, o por lo menos, que esos individuos tengan un perfil específico.

Ofertas de empleos en Españas para Guardas de Seguridad

Hay grandes empresas de seguridad en España, las cuales llegan a facturar una cantidad importante de dinero; por ejemplo, Prosegur, Soluciones Integrales tiene una facturación superior a los 750 millones de euros, por su parte, Securitas Direct tiene ingresos que están alrededor de los 686 millones.

Son cifras que llaman la atención, pues es un indicativo de la demanda creciente de la profesión en el país, siendo un indicador como fuente confiable de empleo para los siguientes años.

Por ejemplo, en el portal de empleos es.Indeed.com aparece un anuncio donde solicita un vigilante de seguridad con tareas bien definidas.

El trabajo es a realizarse en Málaga, es de tipo eventual, con turnos rotativos, salario entre 10 mil a 14 mil euros.

Las actividades a desempeñar son: atención a los empleados y visitas, vigilancia del edificio, gestión de incidencias, control de accesos, y otras labores inherentes al cargo.

Los turnos serán rotativos. Los interesados pueden hacer clic en el siguiente enlace Aquí

Como verán, la labor del guarda de seguridad es bastante amplia en momentos, además que dependiendo del lugar puede ser una actividad de bastante riesgo.

La primera línea de seguridad

El guardia de seguridad tiene como responsabilidad velar por la seguridad de las personas en primera instancia, luego las instalaciones en donde labora.

Eso quiere decir que es la primera línea de seguridad luego de las fuerzas públicas. Muchos delitos son evitados por los efectivos de seguridad privados, y deben tener una vocación de servicio pero además de protección.

Quizás puede ser una persona que debe improvisar en situaciones incómodas, así como confrontar a aquellas personas que exhiben una situación sospechosa.

Por ejemplo, en las tiendas de ropa es muy común que existan personas que quieran llevarse alguna mercancía sin pagarla, por ello, el vigilante, basado en sistema internos de seguridad o a simple vista, tiene el deber de enfrentar a esa persona.

Imagina por un momento tener que llegarle a alguien y decirle “ey, espera, debo revisarte”. Para muchas personas resulta en una ofensa, pero el solo cumple con su responsabilidad como guarda de seguridad.

En algunos sitios, los vigilantes cuentan con un área especial donde están las cámaras de seguridad, o se usan como lugares para retener a las personas que alteraron el orden o quisieron hurtar algún producto.

Generalmente un vigilante se apoya en los efectivos policiales para poder completar el proceso. Pero por encima de todo, el vigilante tiene ese instinto de seguridad, al punto que en muchos sitios como bancos y joyerías, portan armas de fuego para seguridad de los empleados y los bienes que se comercian.

Qué se necesita para ser un guarda de seguridad

La normativa en España establece que para poder ser vigilante o guarda de seguridad, el aspirante debe cumplir una serie de requisitos, pero el más importante es el TIP.

El TIP es la Tarjeta de Identidad Profesional, y es un documento certificado que permite a quien lo tiene, estar calificado para ser guarda de seguridad. Es un documento que lo expide la Policía Nacional.

Para poder tener el TIP se requiere una prueba, por lo tanto, el interesado debe realizar dos evaluaciones:

La primera evaluación TIP consta de una prueba física donde el aspirante debe comprobar su buen estado de salud.

En la evaluación el aspirante es sometido a pruebas de 400 metros, salto vertical, lanzar un balón medicinal, así como flexiones en barra fija.

En esta evaluación de mide la potencia el tren inferior y el superior. En todo caso, velocidad y resistencia, así como agilidad.

La segunda evaluación consta de un examen escrito con unas 80 preguntas muy variadas. El aspirante tiene 50 minutos para responder y llegar a un mínimo de 5 puntos sobre 10.

Cada año, en promedio, se hacen cuatro jornadas de pruebas físicas, por lo que el aspirante a vigilante debe prestar mucha atención a las publicaciones en los diversos medios de información.

Cómo puedes ser vigilante de seguridad:

En general, para ser vigilante, deben cumplirse algunos requisitos, entre los cuales se menciona:

  • Tener el título de Educación Secundaria o algún otro grado superior.
  • No tener antecedentes penales con su respectiva acreditación.
  • Debe realizar el curso de formación respectivo o algún curso homologado por el Ministerio de Interior.
  • Aprobar las pruebas correspondientes, tanto la física como la intelectual.
  • Contar con certificado médico.
  • Pueden aspirar personas entre 18 a 55 años y es válido solo para ciudadanos españoles.
  • Inscribirse en el Registro Nacional de Seguridad Privada.

¿Cuánto gana un vigilante?

Dependiendo del cargo y el sector donde labora, el vigilante puede tener un salario muy distinto, además si trabaja para la administración pública o el sector privado.

Por ejemplo, en el sector privado, el promedio de pago con bonificaciones y otros aspectos contractuales, el vigilante podría percibir unos 1.100 euros al mes.

Ese salario es la base, y si además, tiene cargos de supervisión o de gerencia, puede llegar a percibir mucho más. Por otro lado, también depende del sitio donde ejerce el oficio.

Por otro lado, si labora en el sector de Vigilancia de Transporte, el salario podría superior los 1600 euros; sin considerar las bonificaciones y arreglos contractuales del sindicato y otros entes.

En la administración pública los salarios podrían ser mayores, ya que las luchas laborales y otros acuerdos así lo han permitido.

Otro aspecto que genera un mayor incentivo salarial es el porte o no de armas, y en ese caso, el guarda debe poseer el permiso correspondiente.

En muchos casos, generalmente, quienes han pertenecido a cuerpos de seguridad del Estado, se apuntan en las empresas de seguridad que operan en el país.

Subir